La protección otorgada a las obtenciones de especies vegetales nuevas y distintas, cuyos individuos poseen características homogéneas y estables, confiere derechos exclusivos a los obtentores y promueve la creación de las mismas. La normatividad aplicable es la Ley Federal de Variedades Vegetales y el Convenio de la Unión Internacional para la Protección de las Obtenciones Vegetales (UPOV); el ente gubernamental que concede la protección correspondiente es el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.